Marrakech

Imprescindibles en tu visita a Marrakech

Marrakech es un destino turístico en alza en los últimos años. Pero no por ello ha perdido su esencia. Tanto es así, que mantenerla le otorga más y más personas tratando de conocer y vivir como lo hacen los locales. Es un lugar prácticamente puro y que sigue arraigado a los devenires de su historia. Con todo, si has decidido pasarte por la ciudad marroquí ahora que tienes un hueco, deberás saber que hay una serie de lugares imprescindibles en tu visita a Marrakech. Para poder vivir mejor aquello que convierte a esta ciudad en magia, te recomendamos que te pases por los siguientes lugares:

1. La Medina

Si has decidido viajar a Marrakech sabrás de sobra lo que su medina supone. Y es que está declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. No obstante, no podemos dejar de recalcar que te pases por todos y cada uno de los lugares que se encuentran en su interior. Además, si te escapas pocos días a la ciudad, optar por alojarte en un Riad en la Medina hará que te sientas todavía más parte de la ciudad. Aunque pueda parecer una opción muy lujosa, con tiempo y paciencia, encontrarás uno asequible a casi cualquier presupuesto. Con todo, no dejes de descubrir en el interior de la Medina:

Plaza Djemaa el Fna

Situada en el corazón de la Medina esta plaza de construcción irregular supone el punto de partida de todas las calles, avenidas y zocos de la ciudad. Es un lugar con mucha vida en sus tardes y noches, donde puedes encontrar vendedores ambulantes, espectáculos, puestos de mercado, encantadores de serpientes o juglares. Por la noche, se convierte en uno de los lugares más transitados de la ciudad, con tenderetes de comida y numerosos espectáculos. ¡Uno de los mayores imprescindibles en tu visita a Marrakech!

Llegar a Marrakech

Los Zocos

Justo al norte de la plaza Djemma el Fna se encuentra este barrio repleto de mercados y zocos. Sus calles principales son la Rue Semarine y la Rue Mouassine y en ellas podrás encontrar numerosos bazares, puestos y talleres. Cada parte de este barrio tiene el nombre de la mercancía que predomina o donde se encuentran los talleres que la realizan, como el zoco de las alfombras o de los libreros.

Mezquita Kutubia

En el interior de la Medina se construyó en el siglo XII esta mezquita. Se encuentra junto al antiguo zoco de los libreros. Destaca especialmente por su Minarete. Este, de base cuadrada fue el que se usó como referencia para la Giralda de Sevilla, te sonaba, ¿verdad? Es, de lejos, el edificio más alto de toda la Medina.

Mezquita Kutubia, imprescindible en tu visita a Marrakech

Palacio Badi

Este palacio lujoso se construyó en el siglo XVI. Sus paredes y techos están recubiertos de oro, motivo por el que es tan lujoso. También sus paredes de mármol o sus ingentes patios con estanques y fuentes. No obstante, actualmente solo quedan ruinas de lo que fue.

Tumbas saadíes

Las tumbas de los sultanes estuvieron durante mucho tiempo ocultas siendo un secreto muy bien guardado. No obstante, actualmente se conoce su paradero, junto al Palacio Real y la mezquita Kasbah. Para acceder a ellas es necesario recorrer calles minúsculas y recónditas, pero lo que encontrarás merece la pena.

2. Los Jardines de la Menara

Aunque pueda parecer que todos los imprescindibles en tu visita a Marrakech están dentro de la Medina, lo cierto es que no. Estos célebres y famosos jardines se encuentran en la parte oeste de la ciudad, algo alejados de la Medina.

Imprescindible en Marrakech: Los Jardines de la Menara

Son especialmente famosos y reconocidos por el paisaje singular y espectacular que forman. En primer lugar, el pabellón que se encuentra en el centro de los jardines fue construido en 1869 bajo las órdenes del sultán Mohammed V. A seguir, el estanque en el que este se refleja, una gran masa de agua en perímetro rectangular que servía de regadío a los árboles y huertos de alrededor. Estos jardines se conformaban por olivos, un montón y diversos árboles frutales y una gran cantidad de huertos. Nos dejan, hoy en día, un paisaje único.