La Medina de Marrakech: ¡descúbrela!

Marrakech es una ciudad clave en el desarrollo de la cultura de su país. Su territorio siempre ha supuesto un lugar deseado y discutido por distintas civilizaciones, pues supone un lugar estratégico para la defensa y el comercio. Por todo esto, la evolución de la ciudad se ha visto marcada y su desarrollo se palpa en el interior de su medina. La Medina de Marrakech es un imprescindible a tu paso por la ciudad. Bien por la cantidad de historia que alberga en su interior como por ser el centro y corazón de la ciudad, donde habitantes y turistas conviven en perfecta sintonía.

Fundación e historia de la Medina de Marrakech

Este lugar se fundó en torno al año 1071 por el pueblo almorávide. Rápidamente Marrakech ocupó el puesto de capital territorial por su importancia estratégica y socio-política. Además, la civilización almorávide fue la que construyó en el siglo XII la fortificación a modo de protección que hoy en día se conserva.

Algunos años después, los almohades conquistaron el territorio y destruyeron y reconstruyeron de nuevo la medina ampliando sus murallas. Fue en esta época cuando se lleva a cabo la construcción de la mezquita Kutubía o los jardines de la Menara.

Tras una época de decadencia, con los saadíes, la ciudad recobra su importancia y, con ello, la medina recupera su significación hasta hoy día.

En el interior de la Medina de Marrakech

Declarada como Patrimonio Mundial por la Unesco, la Medina de Marrakech supone un imprescindible a tu paso por la ciudad. De hecho, si tienes la oportunidad, te recomendamos que te alojes en un Riad en el interior de la misma.

Como lugar tan emblemático, alberga en su interior una serie de edificios y enclaves por los que debes pasearte. Sus murallas, las puertas, las mezquitas, sus calles, sus plazas y su zoco. ¡Todo en el interior!

Como recomendación, dada la extensión del lugar y que todo dependerá de los días que vayas a quedarte en la ciudad, estos son los puntos clave a visitar en el interior de la misma:

Plaza Jemaa el Fna

En pleno centro de la Medina encontrarás esta plaza que da partida a muchas de las calles y avenidas que conducen al zoco y que son representativas de la ciudad. Lugar representativo por ser digno enclave de la vida de los ciudadanos, especialmente al caer la tarde y por la noche.

Zoco

Siguiendo al norte de la anterior plaza te introduces de lleno en el zoco. Este espectacular mercado es uno de los más importantes del país. Las calles más importantes son la Rue Semarine y la Rue Mouassine, aunque todas las zonas de este zoco son dignas de tu tiempo.

Zoco de Marrakech, Medina

Mezquita Kutubia

La impresionante mezquita con su minarete suponen un emblema de la ciudad. Su minarete es el punto más alto de la ciudad y sirvió de referencia para la construcción de la Giralda de Sevilla. A pesar de que no se puede visitar turísticamente por ser un lugar de culto, supone uno de los puntos imprescindibles a conocer antes de abandonar esta ciudad.